Cloruro
de sodio 9% logo trifarma.jpg

Inyectable para infusión endovenosa

COMPOSICIÓN

Cada 100 mL contienen:

Cloruro de sodio

0,9 g

Agua para inyección c.s.

Osmolaridad total: 308,00 mOsmol/L

INDICACIONES

• Tratamiento del desequilibrio hidroelectrolítico donde se incluyen el cloro y el sodio.

• La concentración y tonicidad de la solución de cloruro de sodio, determinan su utilidad en diferentes cuadros.

CONTRAINDICACIONES

Pacientes con hipernatremia o retención de líquidos.

El riesgo- beneficio deberá ser considerado cuando existan los siguientes problemas médicos: Enfermedad cardiovascular, hipertensión arterial, insuficiencia severa de la función renal, epilepsia, sensibilidad al cloruro de sodio.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA

El cloro y el sodio son los principales iones extracelulares, ellos comprenden más del 90% de los constituyentes inorgánicos del suero sanguíneo. Las concentraciones promedio del suero son de 142 mEq para el sodio y 103 mEq para el caso del cloro. El ión sodio puede difundir y cruzar las membranas celulares.

El sodio intracelular es mantenido a más bajas concentraciones que el sodio extracelular a través de la pérdida de energía, lo cual mueve el potasio dentro de la célula y el sodio sale, esto es llamado “la bomba de sodio”. La pérdida de potasio intracelular es usualmente acompañada por un incremento de ión sodio intracelular.

El control de la excreción de agua y sal es un proceso muy complicado, participan la filtración gobernada por el glomérulo renal y el flujo sanguíneo, así como la reabsorción por los túbulos de aproximadamente el 99% de la carga filtrada. Las cantidades exactas excretadas dependen de los requerimientos que prevalecen en el momento.

Los ajustes de los mecanismos de absorción tubular están influenciados por interrelaciones osmóticas entre el agua celular, el plasma y la orina, además, por la influencia hormonal y la regulación de la excreción de electrolitos y agua.

Cuando la concentración de sodio es baja, la secreción de la hormona antidiurética por la pituitaria es inhibida; por lo tanto se previene la reabsorción de agua por los túbulos contorneados distales del glomérulo renal. Por otro lado, la secreción adrenal de aldosterona incrementa la reabsorción de suero sanguíneo. Por estas razones, el ión sodio juega un rol primordial en el control total del agua y su distribución.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS: Con comidas y bebidas así como medicamentos que contengan cloruro de sodio pueden sumar efectos y provocar hipernatremia pasajera.

PRECAUCIONES

El cloruro de sodio debe ser usado con cuidado en pacientes con alteración severa de la función renal y en aquellos con desórdenes cardíacos o pulmonares.

INCOMPATIBILIDADES: Únicamente con otras soluciones a base de cloruro de sodio ya que pueden alterar el tratamiento esperado.

REACCIONES ADVERSAS

La administración endovenosa de cantidades excesivas de agua y cloruro de sodio, puede dar lugar a edemas y hallazgos clínicos de insuficiencia cardíaca congestiva en pacientes con función circulatoria alterada.

• Incidencia menos frecuente: Hipernatremia, necrosis cortical renal, colapso cardiovascular, aprehensión y coagulación sanguínea cerebral.

ADVERTENCIAS

• Antes del uso de esta medicación preguntar al paciente si presenta sensibilidad al cloruro de sodio y otros problemas médicos, especialmente insuficiencia de la función renal o enfermedad anémica por hematíes falciformes.

• Tener en cuenta a aquellos pacientes con historia de retención de líquidos por el uso de cloruro de sodio, sobre todo en pacientes hipertensos o con tendencia a desarrollar picos de hipertensión arterial.

TRATAMIENTO EN CASOS DE SOBREDOSIS

Debido a que no existe un antídoto específico para tratar la sobredosificación por cloruro de sodio, el tratamiento consiste en descontinuar la solución endovenosa y medidas de soporte y control de los efectos colaterales, mediante la medicación adecuada. Monitoreo hidroelectrolítico, mediante análisis correspondientes.

Tratamiento de la hipernatremia: Para revertir el estado de hipernatremia deberá administrarse una solución endovenosa que contenga 30 mEq/L de sodio; la mitad como cloruro y la otra mitad como bicarbonato, administrándose lentamente. El promedio de administración es crítico y se deberá disminuir el sodio sérico a promedios normales entre las 24 a 36 horas después de instituirse la terapia. Para tratar la aprehensión administrar diazepam endovenoso en bolos (dosis para adultos de 5 a 10 mg como dosis inicial, repetidas cada 10 a 15 minutos como sea necesario). Niños : Dosis 0,2 a 0,5 mg/kg de peso como dosis inicial, repetidas cada 5 minutos como sea necesario o lorazepam endovenoso en bolos (dosis para adultos de 4 a 8 mg: Dosis para niños de 0,05 a 0,1 mg/kg). Monitorear la hipotensión, depresión respiratoria y la necesidad de intubación endotraqueal. Tratamiento del shock: administrar albúmina al 5% o solución de plasmanate (fracción proteica del plasma compuesta principalmente por albúmina) a un volumen de 20 mg/kg de peso inmediatamente.

Tratamiento de la hipotensión: Administrar fluidos endovenosos y colocar al paciente en posición de trendelenburg, si no hay respuesta a estas medidas, administrar dopamina de 2 a 5 mcg/kg/min como primera elección o norepinefrina de 0,1 a 0,2 mcg/kg/min.

Tratamiento del edema cerebral: Manitol endovenoso 0,5 a 1 g/kg de peso, administrado para remover el exceso de agua intracelular desde el cerebro, puede ser usado cuando el tratamiento de la solución salina hipotónica es administrada demasiado rápida.

La diálisis peritoneal y la hemodiálisis pueden ser consideradas para el restablecimiento electrolítico hacia la normalidad.

DOSIS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

La dosis y el promedio administrado vía endovenosa es dependiente de las necesidades individuales de cada paciente pero deberán ser controlados para prevenir un rápido incremento de los niveles de sodio en el plasma.

La cantidad a ser usada deberá ser determinada por prescripción médica en cada situación particular.

FORMAS DE PRESENTACIÓN

Bolsas x 100, 250, 500 y 1000 mL cada una con bolsa protectora.

Cajas x 6, 12, 24, 36 y 48 bolsas por 100 y 250 mL cada una con bolsa protectora.

Cajas x 6, 12 y 24 bolsas por 500 y 1000 mL cada una con bolsa protectora.

CONDICIONES DE CONSERVACIÓN Y ALMACENAMIENTO

Almacenar a temperaturas entre 15 y 30 ºC.

Fabricado por:

Laboratorio Trifarma S.A.

Av. Santa Rosa 390, Urb. Aurora - Ate
Lima-Perú

Para

MEDIFARMA S.A.

Jr. Ecuador 787, Lima-Perú
Telf.: 332-6200

Cloruro de
sodio al 20% logo trifarma.jpg

Solución inyectable

Electrolitos

COMPOSICIÓN

Cada ampolla de 20 mL contienen:

Cloruro de sodio

4,00 g

Excipientes c.s.p.

20,00 mL

Osmolaridad: 6,84 mOsmol/mL

INDICACIONES

Cloruro de sodio al 20% Solución inyectable está indicado en:

• Tratamiento del desequilibrio hidroelectrolítico donde se incluyen el cloro y el sodio: La concentración y tonicidad de la solución de cloruro de sodio determinan su utilidad en diferentes cuadros. Usar solamente diluido en soluciones de gran volumen para infusión intravenosa.

CONTRAINDICACIONES

Excepto bajo circunstancias especiales, no se debe usar este medicamento cuando exista el siguiente problema médico:

• Pacientes con hipernatremia o retención de líquidos.

El riesgo-beneficio deberá ser considerado cuando existan los siguientes problemas médicos:

• Enfermedad cardiovascular.

• Hipertensión arterial.

• Insuficiencia renal severa.

• Epilepsia.

• Sensibilidad a cloruro de sodio.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA

El cloro y el sodio son los principales iones extracelulares, ellos comprenden más del 90% de los constituyentes inorgánicos del suero sanguíneo. Las concentraciones promedio del suero son de 142 mEq de sodio y 103 mEq de cloro. El ión sodio puede difundir y cruzar las membranas celulares.

El sodio intracelular es mantenido a más bajas concentraciones que el sodio extracelular a través de la pérdida de energía, lo cual mueve el potasio dentro de la célula y el sodio sale, esto es llamado "la bomba del sodio". La pérdida de potasio intracelular es usualmente acompañada por un incremento de ión sodio intracelular.

El control de la excreción de agua y sal es un proceso muy complicado, donde participan la filtración gobernada por el glomérulo renal y el flujo sanguíneo, así como la reabsorción por los túbulos de aproximadamente el 99% de la carga filtrada. Las cantidades exactas excretadas dependen de los requerimientos que prevalecen en el momento.

Los ajustes de los mecanismos de absorción tubular están influenciados por interrelaciones osmóticas entre el agua celular, plasma y orina, además, por la influencia hormonal y la regulación de la excreción de electrolitos y agua.

Cuando la concentración de sodio es baja, la secreción de la hormona antidiurética por la pituitaria es inhibida; por lo tanto se previene la reabsorción de agua por los túbulos contorneados distales del glomérulo renal. Por otro lado, la secreción adrenal de aldosterona incrementa la reabsorción de suero sanguíneo. Por estas razones, el ión desempeña un papel fundamental en el control total del agua y su distribución.

INTERACCIONES MEDICAMENTOSAS

Las siguientes interacciones han sido seleccionadas en base a su importancia clínica; dependiendo de la cantidad presente que pueda interactuar con este fármaco:

• Con comidas y bebidas así como medicamentos que contengan cloruro de sodio pueden sumar sus efectos y provocar hipernatremia pasajera.

PRECAUCIONES

El cloruro de sodio al 20% debe ser usado con cuidado en pacientes con alteración severa de la función renal y en aquellos con desórdenes cardíacos o pulmonares.

INCOMPATIBILIDADES

Únicamente con otras soluciones a base de cloruro de sodio, ya que pueden alterar el tratamiento esperado.

REACCIONES ADVERSAS

Aquellas que necesitan atención médica: La administración intravenosa de cantidades excesivas de agua y cloruro de sodio, pueden dar lugar en pacientes con función circulatoria alterada a la formación de edema y hallazgos clínicos de insuficiencia cardiaca congestiva.

• Incidencia menos frecuente: Hipernatremia, necrosis cortical renal, colapso cardiovascular, aprehensión, coagulación sanguínea cerebral.

ADVERTENCIAS

• Preguntar al paciente antes del uso de este medicamento si existe sensibilidad a cloruro de sodio y otros problemas médicos, especialmente insuficiencia renal o enfermedad anémica por hematíes falciformes.

• Tener en cuenta a aquellos pacientes con antecedente de retención de líquidos por el uso de cloruro de sodio, sobre todo en pacientes hipertensos o con tendencia a desarrollar picos de hipertensión arterial.

TRATAMIENTO EN CASOS DE SOBREDOSIS

Debido a que no existe un antídoto específico para tratar la sobredosificación por cloruro de sodio, el tratamiento consiste en discontinuar la solución intravenosa y medidas de soporte y control de los efectos adversos, mediante la medicación adecuada. Monitoreo hidroelectrolítico, mediante análisis correspondientes.

Tratamiento de la hipernatremia: Para revertir el estado de hipernatremia deberá administrarse una solución intravenosa que contenga 30 mEq/L de sodio; la mitad como cloruro y la otra mitad como bicarbonato, administrándose lentamente. El promedio de administración es crítico y deberá procederse a disminuir el sodio sérico a promedios normales entre las 24 y 36 horas después de instituirse la terapia. Para tratar la aprehensión administrar diazepam intravenoso en bolos (dosis para adultos de 5 mg a 10 mg como dosis inicial, repetidas cada 10 a 15 minutos como sea necesario). Niños: Dosis de 0,2 a 0,5 mg/kg de peso como dosis inicial, repetidas cada 5 minutos como sea necesario o lorazepam intravenoso en bolos (dosis para adultos de 4 mg a 8 mg, dosis para niños de 0,05 a 0,1 mg/kg). Monitorear la hipotensión, depresión respiratoria y la necesidad de intubación endotraqueal.

Tratamiento del shock: Administrar albúmina al 5% o solución de plasmanate (fracción proteica del plasma compuesta principalmente por albúmina) a un volumen de 20 mg/kg de peso inmediatamente.

Tratamiento de la hipotensión: Administrar fluidos intravenosos y colocar al paciente en posición de Trendelenburg, si no hay respuesta a estas medidas administrar dopamina de 2 a 5 mcg/kg/min como primera elección o norepinefrina de 0,1 a 0,2 mcg/kg/min.

Tratamiento del edema cerebral: Manitol intravenoso dosis de 0,5 a 1 g/kg de peso administrado para remover el exceso de agua intracelular desde el cerebro; puede ser usado cuando el tratamiento de la solución salina hipotónica es administrada demasiado rápida.

La diálisis peritoneal y la hemodiálisis pueden ser consideradas para el restablecimiento electrolítico hacia la normalidad.

DOSIS Y VÍAS DE ADMINISTRACIÓN

La dosis y el promedio administrado vía intravenosa son dependientes de las necesidades de cada paciente; pero deberán ser controlados para prevenir un rápido incremento de los niveles de sodio en el plasma.

La concentración y cantidad de cloruro de sodio de la solución a ser usada deben ser determinadas por prescripción médica en cada situación particular.

FORMAS DE PRESENTACIÓN

Cajas x 25 y 50 ampollas x 20 mL.

CONDICIONES DE CONSERVACIÓN DE ALMACENAMIENTO

Almacenar a temperatura entre 15 y 30 ºC. Proteger del congelamiento.

MEDIFARMA S.A.

Jr. Ecuador 787, Lima-Perú
Telf.: 332-6200