Unasyn 1,5 logo pfizer ultimo.jpg

Polvo para solución inyectable

(Sulbactam sódico/Ampicilina sódica)

COMPOSICIÓN CUALITATIVA Y CUANTITATIVA

Sulbactam sódico es un derivado del núcleo básico de penicilina. Químicamente, es un sulfon penicilinato sódico y es un polvo blanquecino cristalino altamente soluble en agua. Su peso molecular es de 255,22.

La ampicilina sódica se deriva del núcleo de la penicilina, ácido 6-amino penicilánico, químicamente es sal sódica de D (-)-a-aminobencil penicilina, con un peso molecular de 371,39.

Sulbactam sódico/ampicilina sódica IM/IV contienen sulbactam sódico y ampicilina sódica en una relación de 1:2.

FORMA FARMACÉUTICA

La combinación de sulbactam sódico/Ampicilina sódica es un polvo seco para reconstituir, disponible en frasco ampolla conteniendo el equivalente de 500 mg + 1000 mg, de sulbactam y ampicilina respectivamente.

PARTICULARIDADES CLÍNICAS

INDICACIONES TERAPÉUTICAS: Cuando se le combina con una penicilina, los inhibidores de beta-lactamasa, como el sulbactam, han extendido eficientemente el espectro de actividad de la penicilina. Como las penicilinas, los inhibidores de beta-lactamasa son compuestos beta-lactámicos; sin embargo, tienen una mínima actividad antibacteriana intrínseca. En lugar de ser hidrolizados por beta-lactamasas, se fijan irreversiblemente a estas enzimas, por lo que protegen la penicilina de la hidrólisis (inhibición ‘suicida’). Los inhibidores de beta-lactamasa sólo trabajan cuando está presente una enzima beta-lactamasa. No alterarán la susceptibilidad de organismos inherentemente resistentes a la penicilina; y tampoco alterarán los patrones de resistencia debido a otras causas, por ejemplo, la alteración de proteínas fijadoras de penicilina (PBP) (el mecanismo de resistencia de los estafilococos resistentes a la meticilina).

El sulbactam es un inhibidor irreversible de una amplia variedad de beta-lactamasas bacterianas mediadas por plásmidos y algunas mediadas cromosómicamente. El sulbactam es moderadamente activo, contra beta-lactamasas transferibles mediadas por plásmidos. El efecto inhibidor sobre las enzimas de tipo I mediadas cromosómicamente, es variable. Cualquier agente beta-lactámico, incluyendo los inhibidores de beta-lactamasa y las penicilinas, pueden inducir la producción de beta-lactamasa. Por lo tanto, organismos como especies de Enterobacterias, Serratia, Morganella y Psedomonas pueden producir más enzimas beta-lactámicas cuando están expuestas a una penicilina o a un inhibidor de beta-lactamasa. El clavulanato es un inductor moderado de enzimas cromosómicas en estos organismos; sulbactam y tazobactam son inductores más débiles. También, si el complejo con el inhibidor de beta-lactamasa no es estable, puede ocurrir la regeneración de la beta-lactamasa. Si es así, la enzima debe inactivarse repetidamente para que se mantenga la inhibición. Es también más fácil proteger un antibiótico beta-lactámico contra organismos que producen una pequeña cantidad de enzimas que protegerlo de organismos que producen una gran cantidad.

Los tres inhibidores de beta-lactamasa inactivan la penicilinasa producida por estafilococos. Los inhibidores de beta-lactamasa inactivan las beta-lactamasas mediadas cromosómicamente de especies de Proteus vulgaris y Bacteroides, y de las beta-lactamasas de clase IV presentes en algunas especies de Klebsiella sp. La resistencia de H. influenzae y de Neisseria gonorrhoeae que producen beta-lactamasas TEM, es rara debido a que estos organismos producen sólo una pequeña cantidad de enzimas y son muy permeables para el inhibidor.

Sulbactam sódico/Ampicilina sódica IM/IV está indicado en el tratamiento de infecciones óseas y articulares, infecciones intraabdominales, infecciones pélvicas en mujeres, infecciones cutáneas y del tejido blando causadas por organismos susceptibles; y en el tratamiento de la gonorrea endocervical y uretral no complicada causada por Neisseria gonorrhoeae.

POSOLOGÍA Y MÉTODO DE ADMINISTRACIÓN

La combinación de ampicilina y sulbactam debe ser administrada por medio de una inyección intramuscular profunda o por medio de una inyección endovenosa lenta directa durante por lo menos un periodo de 10 a 15 minutos. También puede administrarse a través de una infusion endovenosa en 50 a 100 mL de un diluyente adecuado durante un periodo de 15 a 30 minutos.

Los adultos con difusión renal pueden requerir el siguiente aumento en el intervalo de dosificación:

Depuración de creatinina
(mL/min)/mL/sec)

Intervalo de dosificación
(horas)

= 30 / 0,5

6 a 8

15-29 / 0,25 – 0,48

12

5 – 14 / 0,08 – 0,23

24

< 5 / 0,08

48

Dosis comunes para adultos y adolescentes:

• Antibacteriano: Intramuscular o endovenosa, 1,5 a 3 gramos (1 a 2 gramos de ampicilina y 500 mg a 1 gramo de sulbactam) cada seis horas.

• Gonorrea: Intramuscular, 1,5 gramos (1 gramo de ampicilina y 500 mg de sulbactam) como dosis única con 1 gramo de probenecid oral.

Límites comunes de prescripción para adultos: 4 gramos de sulbactam al día.

Dosis pediátricas comunes:

• Antibacteriano:

– Niños de hasta 1 año de edad: La seguridad y eficacia no han sido establecidos.

– Niños de 1 a 12 años de edad: La dosis no ha sido establecida. Sin embargo, se han utilizado dosis de 200 a 400 mg por kg de peso corporal de ampicilina y 100 a 200 mg por kg de peso corporal de sulbactam por día, administradas en dosis divididas.

Para la administración intravenosa, el sulbactam sódico/ampicilina sódica IM / IV debe reconstituirse con agua estéril inyectable o cualquier otra solución compatible (ver Instrucciones para su uso). Para asegurar la disolución completa permitir que la espuma se disipe en la inspección visual. La dosis puede administrarse como una inyección en bolo durante un mínimo de 3 minutos o puede ser usada en mayores diluciones como infusión intravenosa durante 15 – 30 minutos.

El sulbactam sódico/ampicilina sódica de Pfizer puede administrarse también como una inyección intramuscular profunda; si se experimenta dolor, se puede usar una solución estéril inyectable de hidrocloruro de lidocaína anhidra al 0,5%, en la reconstitución del polvo.

CONTRAINDICACIONES: El uso de esta combinación está contraindicado en individuos con historia de reacciones alérgicas a cualquier penicilina.

ADVERTENCIAS ESPECIALES Y PRECAUCIONES ESPECIALES PARA SU USO

En pacientes en terapia de penicilina, incluyendo sulbactam sódico/ampicilina sódica IM/IV, se han reportado reacciones serias y ocasionalmente fatales de hipersensibilidad (anafilaxis). Estas reacciones es mas probable que ocurran en individuos con historia de hipersensibilidad a penicilinas y/o a reacciones de hipersensibilidad a múltiples alergenos.Existen reportes de individuos con historia de hipersensibilidad a la penicilina quienes experimentaron reacciones severas cuando fueron tratados con cefalosporinas. Antes de una terapia con penicilina, se debe averiguar cuidadosamente acerca de reacciones previas de hipersensibilidad a penicilinas, cefalosporinas u otros alergenos. Si ocurre una reacción alérgica, la droga debería ser descontinuada e instituir una terapia adecuada.

Las reacciones anafilácticas serias requieren de tratamiento de emergencia inmediato con epinefrina. Se debe administrar oxígeno, esteroides intravenosos y manejo de la vía aérea, incluyendo intubación.

Como cualquier otra preparación antibiótica, es esencial la observación constante de signos de sobrecrecimiento de organismos no susceptibles, incluyendo hongos. De ocurrir una superinfección, se deberá descontinuar la droga y/o instituir la terapia adecuada.

Como con cualquier otro agente sistémico potente, es aconsejable controlar periódicamente, la disfunción de órganos sistémicos, durante la terapia prolongada, que incluyen los sistemas renal, hepático y hematopoyético. Esto es particularmente importante en los neonatos, especialmente prematuros e infantes.

Desde que la mononucleosis infecciosa es una infección viral, sulbactam sódico/ampicilina sódica IM/IV no debería ser usada en su tratamiento. Un alto porcentaje de pacientes con mononucleosis que reciben ampicilina desarrollan un rash dérmico.

Los estudios de carcinogenicidad a largo plazo en animales no han sido realizados en ninguna de las combinaciones de penicilinas e inhibidores de beta-lactamasa.

Muchas penicilinas han sido utilizadas en pacientes pediátricos y no se han documentado problemas específicos en pacientes pediátricos hasta la fecha. Sin embargo, la función renal desarrollada de manera incompleta en neonatos e infantes menores puede demorar la excreción de penicilinas renalmente eliminadas

Penicilinas han sido utilizadas en pacientes geriátricos y no se han documentado problemas específicos en pacientes geriátricos hasta la fecha. Sin embargo, es más probable que los pacientes ancianos tengan una disminución de la función renal relacionada con la edad, lo cual puede requerir un ajuste de dosis en pacientes que reciben penicilinas.

El uso prolongado de penicilinas puede conllevar a un desarrollo de candidiasis oral.

Se debe considerar el riesgo-beneficio cuando existan los siguientes problemas médicos:

• Alergia, general, historia de, como asma, eccema, fiebre del heno, urticaria (es más probable que ocurran reacciones de hipersensibilidad serias en pacientes con sensibilidad a múltiples alergenos).

» Alergia a cefalosporinas (puede incrementar el riesgo de infecciones serias).

» Trastornos de sangrado, historia de (algunas penicilinas, especialmente la piperacilina y ticarcilina, pueden causar disfunción de plaquetas y hemorragia).

» Insuficiencia cardiaca congestiva (ICC) o hipertensión (el contenido sódico de las formas de dosificación parenteral de las combinaciones de penicilinas y beta-lactamasa debe considerarse en pacientes que requieren restricción sódica).

» Fibrosis quística (los pacientes con fibrosis quística pueden correr un mayor riesgo de desarrollar fiebre y erupción cutánea cuando se les administra piperacilina).

» Enfermedad gastrointestinal, activa o historia de, especialmente colitis asociada con antibióticos (las penicilinas puede causar colitis pseudomembranosa).

» Disfunción hepática (la combinación de amoxicilina y clavulanato puede exacerbar la disfunción hepática y debe usarse con cuidado en estos pacientes; la heptotoxicidad con esta combinación es generalmente reversible; sin embargo, raros casos han resultado en muerte).

» Mononucleosis, infeccioso (una erupción cutánea morbiliforme puede ocurrir en un alto porcentaje de pacientes que toman ampicilina).

» Fenilquetonuria (las formulaciones de 200 mg por 5 mL y de 400 mg por 5 mL, así como las tabletas masticables de 200 mg y 400 mg de la combinación de amoxicilina y clavulanato contienen aspartame, el cual es metabolizado en fenilalanina, y puede ser peligroso para pacientes con fenilquetonuria).

» Disfunción renal (debido a que la mayoría de las penicilinas son excretadas a través de los riñones, se recomienda una reducción de dosis o un aumento en el intervalo de dosis en pacientes con disfunción renal; también, el contenido sódico de altas cantidades de ticarcilina debe considerarse en pacientes con disfunción renal severa).

INTERACCIÓN CON OTROS MEDICAMENTOS Y OTRAS FORMAS DE INTERACCIÓN

Alopurinol: La administración concurrente de alopurinol y ampicilina aumenta sustancialmente la incidencia de rash en pacientes que reciben ambas drogas comparado con pacientes que reciben solo ampicilina.

Aminoglicósidos: Mezclar ampicilina con aminoglicósidos in vitro ha resultado en una sustancial inactivación mutua si estos grupos de antibacterianos son