Betaloc ® zok
25 mg, 50 mg y
100 mg logo astrazeneca.jpg

Tabletas de liberación prolongada

Betabloqueador selectivo

(Metoprolol succinato)

COMPOSICIÓN

Cada TABLETA de BETALOC® ZOK contiene: Tartrato de metoprolol, 25 mg, 50 mg y 100 mg, correspondiente a succinato de metoprolol 23,75 mg, 47,5 mg y 95 mg, respectivamente.

Excipientes c.s.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA

Farmacodinamia

• Betabloqueador: Bloquea el efecto agonista de los neurotransmisores simpaticomiméticos, compitiendo por los sitios de unión. El metoprolol es un beta bloqueador selectivo ß1, es decir, bloquea los receptores ß1 a dosis mucho menores que las requeridas para bloquear los receptores ß2. Reduce o inhible el efecto agonístico de las catecolaminas en el corazón. Esto significa que metoprolol reduce el aumento usual en la tasa de gasto cardíaco, contractilidad miocárdica y presión arterial, producida por el aumento agudo en las catecolaminas. Durante los incrementos de adrenalina endógena, metoprolol interfiere mucho menos con el control de la presión arterial que los bloqueadores ß no selectivos. Metoprolol no muestra actividad agonística parcial y tiene un efecto de estabilización de membrana insignificante.

• Antianginoso: Reduce la demanda de oxígeno miocárdico a través de efectos cronotrópicos e inotrópicos negativos.

• Antiarrítmico: Puede involucrar la reducción en la tasa de disparos espontáneos del marcapaso sinusal y de los ectópicos, y enlentecer la conducción nodal atrioventricular. En la clasificación de Vaughan Williams se consideran agentes clase II.

• Antihipertensivo: El mecanismo preciso no se conoce. Los posibles mecanismos incluyen reducción del gasto cardíaco, disminución del flujo simpático a la vasculatura periférica e inhibición de la liberación de renina por los riñones.

• Cardiomiopatía hipertrófica: Reducción del gradiente elevado de la presión de flujo.

• Infarto de miocardio: Posible reducción en la severidad de la isquemia miocárdica por disminución de los requerimientos de oxígeno.

• Profilaxis de la cefalea vascular: Involucra varios mecanismos, incluyendo prevención de la dilatación arterial, bloqueo de la agregación plaquetaria y lipólisis inducida por catecolaminas, reducción de la adhesividad plaquetaria, prevención de la elevación del factor de coagulación, promoción de la liberación de oxígeno a los tejidos e inhibición de la liberación de renina.

• Antitremor: Probablemente sea mediado por mecanismos de receptor periférico beta 2.

• Antiansiedad: Probablemente el bloqueo beta mejora síntomas somáticos.

• Terapia de tirotoxicosis: Probablemente relacionado a reducción de síntomas por incremento en la sensibilidad a catecolaminas.

Farmacocinética

• Absorción y distribución: BETALOC® ZOK es completamente absorbido después de la administración oral. Debido a un efecto extenso de primer paso, la biodisponibilidad sistémica de una dosis de metoprolol es aproximadamente 50%.

Su unión a proteínas plasmáticas es baja, aproximadamente 5-10%.

• Metabolismo y eliminación: Metoprolol sufre metabolismo oxidativo en el hígado.

Se han identificado tres metabolitos principales, ninguno tiene efecto betabloqueador de importancia clínica. En general, más del 95% de una dosis oral puede recuperarse en la orina. Aproximadamente, 5% de la dosis es excretada sin cambios en la orina. La vida media de eliminación plasmática en promedio es de 3,5 horas (rango: 1 a 9 horas). La tasa de depuración es aproximadamente 1 litro/minuto.

Las personas mayores no muestran cambios significativos en la farmacocinética de metoprolol comparados con jóvenes. La biodisponibilidad sistémica y la eliminación de metoprolol no cambia en pacientes con función renal reducida. En pacientes con una tasa de filtración glomerular (GFR) de menos de 5 mL/min se observó acumulación significativa de metabolitos. Esta acumulación de metabolitos, sin embargo, no aumenta el betabloqueador. Debido a su bajo enlace a proteínas, la función de hígado reducida tiene pequeño efecto sobre la farmacocinética de metoprolol. Sin embargo, en pacientes con cirrosis hepática severa y derivación portocava, la biodisponibilidad de metoprolol podría aumentar y el total de depuración podría reducirse. Los pacientes con anastomosis portocava tuvieron un total de depuración de aproximadamente 0,3 litros/min y una área bajo la curva concentración plasmática-tiempo (AUC) hasta 6 veces mayor que en sujetos sanos.

INDICACIONES

• Hipertensión arterial: Solo o en combinación con otra medicación antihipertensiva.

• Insuficiencia cardiaca: En combinación con otra medicación.

• Tratamiento de la angina pectoris de esfuerzo.

• Profilaxis y tratamiento de arritmias cardíacas que incluyen la taquicardia supraventricular, la reducción de la respuesta ventricular en la fibrilación auricular y en las extrasístoles ventriculares.

• Cardiomiopatía hipertrófica: Para el manejo de la angina, palpitaciones y síncope asociados con estenosis hipertrófica subaórtica.

• Prevención y tratamiento del infarto de miocardio, para reducir la mortalidad y disminuir el riesgo de reinfarto en pacientes clínicamente estables.

• Tratamiento del síndrome de prolapso de la válvula mitral.

• Tratamiento coadyuvante de la tirotoxicosis.

• Profilaxis de migraña.

• Tratamiento adjunto del feocromocitoma.

• Tratamiento de los tremores.

• Tratamiento coadyuvante de la ansiedad.

• Tratamiento de la akatisia inducida por neurolépticos.

INTERACCIONES CON OTROS MEDICAMENTOS Y CON LOS ALIMENTOS

• Inmunoterapia alérgica o extractos alergénicos para test cutáneos: Su uso en pacientes que toman betabloqueadores puede incrementar el riesgo de reacciones sistémicas serias potenciales o anafilaxia.

• Amiodarona: Puede incrementar los efectos depresores en la conducción y los efectos inotrópicos negativos, especialmente en pacientes con disfunción del nodo sinusal o atrioventricular.

• Anestésicos hicrocarbonados inhalados (cloroformo, ciclopropano, enflourano, halotano, isofluorano, metoxifluorano, tricloroetileno): Pueden incrementar el riesgo de depresión miocárdica e hipotensión porque el bloqueo beta reduce la respuesta simpática refleja.

• Antidiabéticos orales o insulina: Metoprolol puede causar menos problema con los niveles de glucosa, pero puede enmascarar los síntomas de hipoglicemia.

• AINEs: Reducen el efecto antihipertensivo de los betabloqueadores.

• Betabloqueadores oftálmicos: Pueden potenciar los efectos sobre la presión intraocular o sobre la presión sistémica.

• Calcioantagonistas, clonidina, diazóxido, guanabenz, reserpina, hipotensores con excepción de los inhibidores de la MAO: Puede disminuirse el control de la presión arterial, se pueden potenciar los efectos antihipertensivos. Los calcioantagonistas pueden disminur el metabolismo de metoprolol, aunque la significancia clínica parece ser mínima, se debe tener cudado en un potencial efecto depresivo cardíaco.

• Cimetidina: Reduce el metabolismo hepático de los betabloqueadores.

• Cocaína: Puede inhibir los efectos terapéuticos de los betabloqueadores. El bloqueo beta puede exacerbar los efectos alfa de la cocaína llevando a hipertensión, bradicardia excesiva y bloqueo cardíaco.

• Medios de contraste intravenosos iodados: Pueden incrementar el riesgo de anafilaxis moderada a severa.

• Estrógenos: Pueden disminuir el efecto antihipertensivo.

• Fentanil y derivados: El uso crónico de betabloqueadores preoperatorios puede incrementar el riesgo de bradicardia inicial post inducción.

• Flecainida: Potencial adición de efectos inotrópicos negativos.

• Lidocaina: Incrementa el riesgo de toxicidad por lidocaina.

• Inhibidores de la MAO, incluyendo furazolidona, procarbazina y selegilina.

• Teóricamente, hipertensión arterial significativa.

• Bloqueantes neuromusculares no despolarizantes. Se potencia y prolonga su acción.

• Fenotiazinas: Se incrementa las concentraciones de ambas medicaciones.

• Propafenona: Incrementa las concentraciones y vida media de metoprolol.

• Simpaticomiméticos: Mutua inhibición de efectos terapéuticos. Metoprolol a bajas dosis no altera el efecto broncodilatador.

• Xantinas, aminofilina o teofilina: Mutua inhibición de efectos terapéuticos. Puede disminuir la depuración de las xantinas.

CONTRAINDICACIONES

Excepto bajo circunstancias especiales, esta medicación no debe ser usada cuando existen los siguientes problemas médicos:

• Para todas las indicaciones:

– Insuficiencia cardíaca descompensada: Shock cardiogénico. Bloqueo aurículo-ventricular de 2.º o 3.er grado. Bradicardia sinusal (menor de 45 latidos/minuto): mayor riesgo de depresión miocárdica. Síndrome de enfermedad sinusal (a menos que el paciente tenga marcapaso permanente).

Hipersensibilidad al metoprolol o a cualquier otro betabloqueador.

• Para uso en infarto de miocardio:

– Hipotensión.

Debe considerarse el riesgo-beneficio cuando existen los siguientes problemas médicos:

• Historia de alergia, asma bronquial, enfisema o bronquitis no alérgica.

• Insuficiencia cardíaca congestiva: Diabetes mellitus (enmascar hipoglicemia).

• Disminución de la función hepática: Hipertiroidismo. Enfermedad isquémica cardiaca. Depresión mental actual o anterior. Cirugía mayor. Miastenia gravis.

• Feocromocitoma: Psoriasis (exacerbación). Enfermedad vascular periférica.

• Sindrome de Raynaud: Disminución de la función renal.

PRECAUCIONES

Carcinogenicidad: Un estudio a 1 año en perros con hasta 105 mg/kg/día, un estudio de 2 años en ratas con hasta 800 mg/kg/día, y un estudio de 26 meses, en ratones con hasta 750 mg/kg/día, no encontraron evidencia de carcinogenicidad, aunque hubo una mayor incidencia de adenomas de pulmón en los ratones hembras. Una repetición de este estudio no encontró ninguna evidencia de tumor.

Mutagenicidad: No se encontró que sea mutagénico en varios test incluyendo un estudio letal dominante en ratones, estudio de cromosomas en células somáticas, un test de mutagenicidad en Salmonella/microsomas de mamífero, y un test de anomalía de núcleos en interfase de núcleos somáticos.

Embarazo, Reproducción:

• Fertilidad: No se observaron efectos adversos en ratas con hasta 55,5 veces la máxima dosis diaria humana de 450 mg.

• Embarazo: En ratas se observó incremento en las pérdidas post implantación y disminución de la supervivencia neonatal con hasta 55,5 veces la máxima dosis diaria humana de 450 mg. No se observó teratogenicidad en estudios animales.

Categoría FDA para la gestación: C.

Lactancia: Metoprolol pasa a la leche materna. Aunque el riesgo parece ser pequeño, los niños amamantados con esa leche deben ser monitoreados por signos de bloqueo beta especialmente bradicardia, hipotensión, dificultad respiratoria e hipoglicemia.

Pediatría: En un limitado número de neonatos, lactantes y niños el uso de betabloqueadores no ha mostado problemas específicos que limiten la utilidad de estas drogas en niños.

Geriatría: Los betabloqueadores han sido usados con eficacia y seguridad en pacientes geriátricos. Estos pacientes pueden ser más susceptibles a algunos efectos de esos medicamentos.

Cirugía: El retiro de terapia antihipertensiva previo a una cirugía puede ser indeseable, se debe advertir al anestesiólogo de tal terapia.

Alteración de pruebas de laboratorio

• Test para despistaje de glaucoma: Los betabloqueadores sistémicos reducen la presión intraocular.

• Ventriculografía con radionucleótidos: Los betabloqueadores pueden enmascarar los cambios en la función cardíaca inducidos por el ejercicio en la enfermedad de arterias coronarias por disminución de la frecuencia cardíaca.

• Fosfatasa alcalina, deshidrogenasa láctica, transaminasas: Pueden incrementarse.

• Anticuerpos antinucleares: Pueden incrementarse los títulos.

• Urea, ácido úrico, potasio séricos: Pueden incrementarse.

• Lipoproteínas y triglicéridos séricos: Pueden incrementarse.

INCOMPATIBILIDADES: No se conocen.

REACCIONES ADVERSAS

Aquellas que indican necesidad de atención médica:

• Incidencia menos frecuente: Bradicardia sintomática, insuficiencia cardíaca congestiva, depresión mental.

• Incidencia rara: Reacción alérgica, arritmias, lumbalgia o dolor articular, dolor torácico, confusión, alucinaciones, hipotensión ortostática, leucopenia, erupción psoriática, trombocitopenia.

Aquellas que indican necesidad de atención médica solo si son continuas o causan problemas:

• Incidencia más frecuente: Disminución de la capacidad sexual, somnolencia, insomnio, cansancio inusual o debilidad.

• Incidencia menos frecuente: Ansiedad y/o nerviosismo, estreñimiento, diarrea, congestión nasal, náuseas o vómitos, malestar estomacal.

• Incidencia rara: Cambios en el gusto, ojos y boca seca, prurito, pesadillas nocturnas.

Aquellas que indican necesidad de atención médica solo si ocurren después que la medicación es descontinuada: Arritmias, dolor torácico, sensación general de malestar, o debilidad, cefalea, disnea súbita, sudoración, tremor.

ADVERTENCIAS

• Visite regularmente a su médico.

• Consulte a su médico antes de descontinuar la medicación, puede requerir reducción gradual.

• Avise a su médico si requiere alguna cirugía o tratamiento de emergencia.

• Este medicamento puede enmascarar los síntomas de hipoglicemia.

• Cuidado al sobreejercitarse en respuesta a disminución en el dolor torácico.

• Este medicamento puede interferir con algunas pruebas de laboratorio.

• Este medicamento puede producir un incemento en las reacciones alérgicas a alimentos, medicamentos o picaduras de insectos.

• No tome medicamentos sin prescripción, incluyendo descongestionantes, sin consultar antes a su médico.

DOSIS Y VÍA DE ADMINISTRACIÓN: Oral.

Dosis usual para adultos

• Antihipertensiva: 25 a 100 mg una vez al día, la dosis puede ser incrementada semanalmente (o más prolongado) según sea necesario y tolerado hasta un total de 400 mg al día.

• Antianginosa: 100 mg una vez al día, la dosis puede ser incrementada gradualmente semanalmente según sea necesario y tolerado hasta un máximo de 400 mg al día.

• Insuficiencia cardiaca (o falla cardiaca): 25 mg una vez al día, durante dos semanas en pacientes con insuficiencia cardiaca Clase II (NYHA) y 12,5 mg una vez al día en pacientes con insuficiencia cardiaca más severa. La dosis debe ser duplicada cada dos semanas hasta llegar a la dosis más alta tolerada por el paciente o hasta 200 mg/día. En general, la dosificación debe ser individualizada y monitoreada durante su titulación. Antes de administrar metoprolol succinato, las dosis de diuréticos, inhibidores ECA y digitálicos (si es utilizado) deben estar bien establecidas. Si ocurre empeoramiento de la insuficiencia cardiaca la dosis del diurético debe ser incrementada y, de ser necesario, la dosis del metoprolol debe ser disminuida o temporalmente suspendida. La dosis del metoprolol no debe ser incrementada hasta que el paciente esté plenamente compensado.

• Profilaxis de migraña: 200 mg una vez al día.

Nota: los ancianos pueden tener mayor o menor sensibilidad a los efectos de la dosis usual de adultos.

Dosis pediátrica usual: No se ha establecido.

TRATAMIENTO EN CASO DE SOBREDOSIS

• Lavado gástrico y administración de carbón activado.

• Atropina, en caso de bradicardia severa mas hipotensión.

• Diazepam o lorazepam, para convulsiones.

• Dobutamina, dopamina, epinefrina, norepinefrina o isoproterenol, para apoyo cronotrópico e inotrópico.

• Glucagón, para la bradicardia e hipotensión causada por betabloqueadores.

• Marcapaso cardíaco, puede ser necesario para el bloqueo AV.

• Otros, como furosemida o digital para el edema pulmonar o la insuficiencia cardíaca; isoproterenol o teofilina para el broncoespasmo.

PRECAUCIONES ESPECIALES PARA EL ALMACENAMIENTO: Almacenar entre 15 y 30 ºC. Almacenar en un envase cerrado, resistente a la luz.

BETALOC® ZOK es una marca
registrada del grupo AstraZeneca