Acetak Logo AKORN-MEDIVISION.jpg

Tableta

(Acetazolamida 250 mg)

COMPOSICIÓN

Cada TABLETA contiene:

Acetazolamida

250 mg

Excipientes c.s.p.

1 tableta

ACCIÓN FARMACOTERAPÉUTICA: Agente antiglaucoma, anticonvulsivo, diurético, alcalinización urinaria, agente preventivo y terapéutico de la enfermedad aguda de altura.

ACCIÓN FARMACOLÓGICA

Mecanismo de acción: Derivado de sulfonamida no bacteriostático. La inhibición de la enzima anhidrasa carbónica disminuye la formación de los iones hidrógeno y bicarbonato del dióxido de carbono y agua y disminuye la disponibilidad de estos iones para el transporte activo. Estos agentes reducen la concentración de bicarbonato en el plasma e incrementa la concentración de cloruro en el plasma, produciendo acidosis metabólica. Aunque todas estas medicaciones pueden producir diuresis con administración aguda o intermitente, la pérdida del efecto diurético ocurre con la administración crónica. Acetazolamida se está usando solamente para producir diuresis alcalina en ciertos casos de sobredosis de droga.

Agente antiglaucoma: La presión intraocular bajo 50 a 60% por disminución de la producción de humor acuoso. El mecanismo no es completamente entendido, pero probablemente involucra una disminución de la concentración del ión bicarbonato en los fluidos oculares. Estos agentes no tienen efecto sobre la facilidad de la salida acuosa. La acción ocular es independiente de cualquier acción diurética.

Anticonvulsivo: El mecanismo de acción no ha sido totalmente determinado. La inhibición de la anhidrasa carbónica en el SNC puede incrementar la tensión del dióxido de carbono, derivando en un retardo de la conducción neuronal. También puede estar involucrada la producción de acidosis metabólica sistémica. Esta acción es independiente de cualquier acción diurética.

Agente para la prevención y tratamiento de la enfermedad aguda de altura: Puede actuar por producción de acidosis metabólica resultando en incremento del manejo respiratorio y tensión de oxígeno arterial y/o por causa de diuresis.

En ensayos clínicos, la función pulmonar, tal como ventilación por minuto, capacidad vital de expirado y el pico de flujo fue mayor en escaladores tratados con acetazolamida que tenían enfermedad aguda de altura o que fueron asintomáticos los escaladores tratados con acetazolamida también tuvieron menos dificultad para dormir.

Diurético, alcalinización urinaria: Induce la diuresis alcalina por bajar la concentración del ión hidrógeno en el túbulo renal e incrementar la excreción de bicarbonato, sodio, potasio y agua. Esto incrementa la solubilidad en la orina de drogas ácidas débiles y promueve su excreción.

INDICACIONES

Acetazolamida está indicado en las siguientes condiciones médicas:

• Glaucomas de ángulo abierto, secundario, de ángulo cerrado o maligno.

• Los inhibidores de anhidrasa carbónica están indicados principalmente como adjuntos a otros agentes en estos tratamientos. Estas medicaciones no deben ser usadas para terapia a largo plazo en glaucoma no congestiva de ángulo cerrado, puede ocurrir el cierre del ángulo mientras las condiciones que empeoran son enmascaradas por la baja presión intraocular. Acetazolamida se usa para bajar la presión intraocular en el tratamiento de glaucoma maligno (bloqueo ciliar), el cual puede ocurrir después de la inflamación, cirugía, trauma o el uso de mióticos.

• Epilepsias con ausencia de patrón de convulsiones tónico-clónica con patrón de convulsiones, con patrón de convulsiones mixtos, con patrón de convulsiones parcial simple, con patrón de convulsiones mioclónico.

• Acetazolamida está indicado como adjunto a otros anticonvulsivos en el manejo de ausencia de ataques (pequeño mal), ataques tónico-clónicos generalizados (gran mal), mezcla de patrones de convulsiones, patrones de convulsiones parciales simples y patrones de convulsiones mioclónicos. Puede ser especialmente usado para terapia intermitente en mujeres con experiencia de incremento de actividad de ataques al momento de la menstruación.

• Prevención y tratamiento de la enfermedad de altura.

• Acetazolamida oral está indicada para disminuir la incidencia y/o severidad de síntomas (tales como dolor de cabeza, nausea, brevedad de la respiración, vértigo, adormecimiento y fatiga) asociado con enfermedad aguda de altura en escaladores de montañas que intentan la ascensión rápida y los que son muy susceptibles a la enfermedad de altura a pesar del ascenso gradual. Es preferible el ascenso gradual para prevenir la enfermedad aguda de altura, aún cuando se use la acetazolamida. Sin embargo puede ser necesario el pronto descenso si ocurren manifestaciones severas de la enfermedad aguda de altura tales como edema pulmonar o cerebral.

INTERACCIÓN CON DROGAS Y/O PROBLEMAS RELACIONADOS

Las combinaciones que contengan alguna de las siguientes medicaciones, dependiendo de la cantidad presente, pueden interactuar con esta medicación:

• Corticosteroides, glucocorticoide, especialmente con actividad mineralocorticoide significativa, o corticoides mineralocorticoides, o amfotericina B parenteral o corticotropina, especialmente de uso terapéutico prolongado: El uso concurrente con inhibidores de anhidrasa carbónica puede resultar en hipocaliemia severa y debe ser tomado con precaución; durante el uso concurrente debe monitorearse las concentraciones de potasio en suero y la función cardiaca.

El uso concurrente de corticosteroides o corticotropina con acetazolamida sódica puede incrementar el riesgo de hipernatremia y/o edema, porque estas medicaciones causan retención de sodio y fluidos, el riesgo con corticosteroides o corticotropina puede depender de los requerimientos de sodio del paciente como determinada por la condición que está siendo tratado.

Debe considerarse la posibilidad de que el uso concurrente crónico de corticosteroides o corticotropina con inhibidores de anhidrasa carbónica, puede incrementar el riesgo de hipocalcemia y osteoporosis, porque estas medicaciones incrementan la excreción de calcio.

• Anfetaminas o anticolinérgicos, especialmente atropina y compuestos relacionados, o mecamilamina, o quinidina: Los efectos terapéuticos y/o laterales pueden ser reforzados o prolongados cuando estas medicaciones son usadas concurrentemente con inhibidores de anhidrasa carbónica, especialmente acetazolamida como resultado de la disminución de a excreción causada por alcalinización de la orina, no se recomienda el uso concurrente con mecamilamina, puede ser necesario ajustar de dosis de las otras medicaciones cuando la terapia con inhibidores de anhidrasa carbónica se inicia o se descontinúa o si se cambia la dosis.

• Agentes antidiabéticos orales o insulina: Puede ser disminuida la respuesta hipoglicémica durante el uso concurrente porque los inhibidores de anhidrasa carbónica pueden causar hiperglicemia y glicosuria en pacientes diabéticos; pude requerirse ajuste de dosis.

• Barbitúricos, especialmente fenobarbital, o carbamazepina o fenitoína u otras hidantoínas anticonvulsivas, o primidona: Puede acrecentarse la osteopenia inducida por estos agentes; se recomienda que los pacientes que reciben terapia concurrente sean monitoreados por signos tempranos de osteopenia y que los inhibidores de anhidrasa carbónica sean descontinuados, iniciando el tratamiento apropiado si es necesario.

• Ciprofloxacino: Los alcalinizantes urinarios tales como los inhibidores de anhidrasa carbónica pueden reducir la solubilidad de ciprofloxacino en la orina; los pacientes deben ser observados por signos de cristaluria o nefrotoxicidad.

• Glicósidos digitálicos: El uso concurrente con inhibidores de anhidrasa carbónica puede acrecentar la posibilidad de toxicidad digitálica asociada con hipocaliemia.

• Otros diuréticos: Los efectos diuréticos pueden ser acrecentados durante la terapia concurrente, sin embargo los efectos hipocaliémicos e hiperuricémicos de muchos diuréticos, pueden también ser acrecentados durante la terapia concurrente.

• Efedrina: La alcalinización de la orina inducida por inhibidores de la anhidrasa carbónica pueden incrementar la vida media de la efedrina y prolongar su duración de acción, especialmente si la orina permanece alcalina por varios días o más, puede ser necesario el ajuste de dosis de efedrina.

• Manitol o urea: El uso concurrente con inhibidores de anhidrasa carbónica puede conducir a incrementar la reducción de la presión intraocular tanto como se incremente la diuresis

• Metenamina: Puede reducirse la eficacia porque la orina alcalina producida por inhibidores de la anhidrasa carbónica inhibe la conversión de metenamina a formaldehído el cual es un bacteriostático derivado de metenamina; no se recomienda el uso concurrente.

• Mexiletina: La marcada alcalinización de la orina por inhibidores de anhidrasa carbónica, pude retardar la excreción renal de mexiletina.

• Agentes bloqueadores neuromusculares, no despolarizantes: La hipocaliemia inducida por inhibidores de anhidrasa carbónica puede acrecentar el bloqueo de los agentes bloqueadores musculares no despolarizantes, conduciendo posiblemente a incrementar o prolongar la depresión respiratoria o parálisis (apnea); puede ser necesaria las determinaciones de la concentración potásica en suero antes de la administración de un agente bloqueador neuromuscular no despolarizante.

• Salicilatos: El riesgo de intoxicación por salicilatos en pacientes que reciben grandes dosis de salicilatos puede incrementarse durante la terapia concurrente porque la acidosis metabólica inducida por inhibidores de anhidrasa carbónica puede incrementar la penetración de salicilato en el cerebro. Se ha reportado anorexia, taquipnea, letargia, coma y muerte con el uso concurrente de altas dosis de ácido acetilsalicílico e inhibidores de anhidrasa carbónica. En adición, el riesgo incrementado de acidosis metabólica y toxicidad por salicilato debe ser considerado si se usa acetazolamida para producir diuresis alcalina forzada en el tratamiento de sobredosis por salicilato. Con dosis promedio de salicilatos, la alcalinización de la orina resulta en incremento de la excreción de salicilato y disminución de las concentraciones de salicilatos en el plasma.

• Alteraciones de los valores de laboratorio:

– Con resultados de las pruebas de diagnóstico:

– Determinaciones de orina 17 hidroxiesteroide (17 OHCS): Puede producir resultados falso-positivo por interferencia con la absorbancia en la técnica modificada Gienn-Nelson.

– Determinaciones de proteína en orina: Puede producir resultados falso-positivos con el reactivo bromofenol azul y ácido sulfosalicilico caliente y ácido acético y métodos de prueba de anillo de ácido nítrico por alcalinización de la orina.

– Con valores de las pruebas fisiológicas/laboratorio:

– Concentraciones de amonio en sangre, concentraciones de bilirrubina en suero, concentraciones de urobilinógeno en orina: Pueden ser incrementados.

– Concentraciones de bicarbonato en plasma: Usualmente son disminuidos.

– Concentraciones de calcio en orina: Pueden ser incrementados o sin cambio.

– Concentraciones de cloruro en plasma: Pueden ser incrementados, especialmente con acetazolamida.

– Concentraciones de citrato en orina: Puede ser disminuido, en combinación con concentraciones de calcio en orina incrementadas o sin cambio, puede resultar en cálculo renal o cólico uretral.

– Concentraciones de glucosa en sangre y en orina: Pueden ser disminuidas especialmente en pacientes diabéticos o prediabéticos que estén recibiendo acetazolamida; los pacientes no predispuestos a diabetes, no son afectados significativamente.

– Captación de yodo por la glándula tiroides: Puede ser disminuido en pacientes hipertiroideos o en aquellos con la función tiroides normal pero no en pacientes hipotiroideos.

– Concentración de potasio en suero: Puede ser disminuida, especialmente cuando se inicia la terapia o con dosis intermitente; con la terapia continua, las concentraciones de potasio en suero, usualmente retornan a la normalidad.

– Concentraciones de ácido úrico en suero: Pueden ser incrementados; raramente, la gota puede ser exacerbada.

CONTRAINDICACIONES

La opción riesgo/beneficio debe ser considerada cuando existen los siguientes problemas médicos:

• Falla de la glándula adrenal o insuficiencia adrenocortical (enfermedad de Addison): Pacientes susceptibles a desbalance de electrolitos.

• Diabetes mellitus: Puede incrementarse la concentración de azúcar en sangre y orina

• Gota, excepto cuando se usa para prevenir cálculos de ácido úrico en pacientes que reciben agentes antigota uricosúricos, o acidosis hiperclorémica, o hipocaliemia, hiponatremia u otros desequilibrios electrolíticos o acidosis respiratoria: Pueden ser exacerbados.

• Enfermedad hepática, incluyendo cirrosis o deterioro: Pacientes más susceptibles a desequilibrio de electrolitos, incrementando el riesgo de coma hepático y hepatotoxicidad.

• Deterioro de la ventilación alveolar debido a enfermedad, edema, infección u obstrucción pulmonar: La acidosis respiratoria puede ser inducida o incrementada.

• Falla, enfermedad o deterioro renal: Puede resultar concentración plasmática excesivamente alta y puede ser agravada la acidosis de falla renal.

• Cálculo renal, conteniendo calcio, o antecedentes: Puede ser exacerbado o inducido durante la terapia.

• Sensibilidad a inhibidores de anhidrasa carbónica.

• Monitoreo de pacientes

Los siguientes pueden ser especialmente importantes en el monitoreo de pacientes:

• Recuento sanguíneo completo, recuento de plaquetas.

• Recuento sanguíneo y de plaquetas se recomienda antes de iniciar la terapia y a intervalos regulares durante la misma. Si ocurren cambios significativos, debe descontinuarse prontamente la medicación e instituir la terapia apropiada.

Concentraciones de electrolitos en suero: Se recomienda antes de iniciar la terapia y a intervalos regulares durante la misma, especialmente en pacientes en quienes la hipocaliemia u otros desequilibrios electrolíticos podrían ser perjudiciales, tales como aquellos con cirrosis hepática o aquellos que reciben medicaciones gastadoras de potasio o digitalicas.

Exámenes urológicos: Puede ser necesario para detectar posibles problemas renales, especialmente cristaluria o cálculo renal.

PRECAUCIONES

Sensibilidad cruzada y/o problemas relacionados: Los pacientes sensibles a sulfonamidas antibacterianos, diuréticos tiazidas u otros diuréticos derivados de sulfonamida, pueden ser también sensibles a acetazolamida.

Carcinogenicidad: No se han efectuado estudios a largo plazo en animales.

Mutagenicidad: En un ensayo de mutagenicidad bacteriana, acetazolamida no fue mutagénico cuando se evaluó con y sin activación metabólica.

Embarazo/Reproducción

• Fertilidad: Acetazolamida no tuvo efecto en la fertilidad en ratas hembras y machos, administrándoles dosis diaria oral de hasta 4 veces la dosis humana recomendada de 1000 mg en individuos de 50 kg.

• Embarazo: no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos.

Acetazolamida ha mostrado que causa defectos de los miembros en ratones, ratas, hamsters y conejos.

FDA Embarazo Categoría C.

Lactancia: Debido al potencial de serias reacciones adversas, debe tomarse la decisión si se descontinúa la lactancia durante la terapia con acetazolamida. Acetazolamida puede ser distribuida en la leche materna.

Pediatría: No se han realizado estudios apropiados relacionados con la edad y los efectos de acetazolamida. Sin embargo a la fecha no se ha documentado problemas específicos pediátricos.

Geriatría: No hay información disponible en relación con la edad y los efectos de acetazolamida en la población geriátrica. Sin embargo los pacientes ancianos, en relación a la edad, son más propensos a tener deterioro de la función renal, por lo que se requiere precaución en pacientes que reciben este medicamento.

Dental: Acetazolamida puede causar parestesia facial tales como entumecimiento, hormigueo o sensación de quemazón en la boca, lengua o labios.

ADVERTENCIAS

• Es de importancia no tomar mayor cantidad que la dosis recomendada por el médico.

• Tomar la medicación con las comidas, para disminuir el malestar gastrointestinal y minimizar la inconveniencia de la diuresis no deseada.

• Hacer visitas regulares al médico para verificar el progreso de la terapia

• Tomar la cantidad adecuada de fluidos durante la terapia para prevenir los cálculos al riñón.

• Consultar con el médico antes de descontinuar la acetazolamida (cuando se usa como anticonvulsivo); puede ser preferible una reducción gradual de la dosis.

INCOMPATIBILIDADES: No se han reportado.

EFECTOS ADVERSOS

Requieren atención médica:

• Con mayor frecuencia: Debilidad y cansancio inusual.

• Con frecuencia rara: Acidosis, discrasias sanguíneas, heces sanguinolentas, ictericia colestática, confusión, convulsiones, hipersensibilidad, hipocaliemia, zumbido de oídos, debilidad muscular severa o temblores.

• Con menor frecuencia: Cristalería, cálculos renales o nefrotoxicidad semejante con sulfonamidas, depresión mental.

Requieren atención médica sólo si continúan o son molestos:

• Con mayor frecuencia: Diarrea, malestar generalizado, incremento en la frecuencia o cantidad de orina, pérdida del apetito, sabor metálico en la boca, nauseas y vómitos, sensación de quemazón en las manos, dedos de las manos, pies, dedos de los pies, boca, lengua, labios o ano.

• Con frecuencia rara: Dolor de cabeza, incremento en la sensibilidad de los ojos a la luz del sol.

• Con menor frecuencia: Adormecimiento.

TRATAMIENTO EN CASOS DE SOBREDOSIS: Se recomienda tratamiento sintomático y de soporte.

DOSIS Y ADMINISTRACIÓN

Dosis usual en adultos y adolescentes

• Agente antiglaucoma:

– Glaucoma de ángulo abierto:

– Inicial: Oral, 250 mg, una a cuatro veces al día

– Mantenimiento: Será tratado de acuerdo a la respuesta del paciente: puede ser suficiente dosis más baja.

– Glaucoma secundario y disminución preoperatorio de la presión intraocular: Oral; 250 mg cada 4 horas. Algunos pacientes pueden responder a 250 mg, 2 veces al día; en algunos casos agudos pude ser preferible una dosis inicial de 500 mg, seguida de 125 mg o 250 mg cada 4 horas.

– Glaucoma maligno (bloqueo ciliar): Oral, 250mg cuatro veces al día para reducir la presión intraocular.

• Anticonvulsivo: Oral; 4 a 30 mg (usualmente 10 mg inicial) por kg de peso corporal, diario hasta en cuatro dosis dividida, usualmente de 375 mg a 1g diario.

• Agente preventivo y terapéutico de la enfermedad aguda de altitud: Oral, 250 mg dos a cuatro veces al día.

Nota: Durante ascenso rápido, tal como en rescate u operaciones militares, se recomienda 1000 mg diario. La terapia debería iniciarse preferiblemente 24 a 48 horas antes del ascenso y mientras esté en la altura, continuar por 48 horas o más, co